Funcionarios de la JVRE ya están conectados por vía telefónica e internet

La llegada de internet al campamento de la Junta de Vigilancia del Río Elqui y sus Afluentes en el embalse La Laguna ha significado un hito, marcado por años de planificación, inversiones y esfuerzo que une a los usuarios de la JVRE de cordillera a mar.

Desde inicios del siglo XX, el embalse La Laguna ha cumplido un rol fundamental en la regulación del agua en la cuenca del río Elqui, permitiendo entregar mayor seguridad en las temporadas de reparto y en el abastecimiento hídrico a los distintos usuarios de la cuenca del río Elqui. El embalse La Laguna posee la capacidad de embalsar 37,8 millones de metros cúbicos de agua.

La Junta de Vigilancia del Río Elqui y sus Afluentes administra este embalse desde hace más de 70 años, realizando un preciso cálculo entre el agua que debe entregar al río y la que debe mantenerse embalsada, para lograr el equilibrio óptimo de uso y conservación.

La obra, emplazada a 3.130 metros de altura sobre el nivel del mar, está ubicada en terrenos de propiedad de la Junta de Vigilancia, en la localidad de La Estancia La Laguna, a mas de 180 kilómetros de la ciudad de La Serena, en el corazón de la cordillera de Los Andes y a pocos kilómetros de la frontera con Argentina. Allí se encuentra ubicado un campamento que alberga a trabajadores de la JVRE, quienes están a cargo de las obras hidráulicas y ejercen labores de mantención, vigilancia y operación del embalse.

Hasta hoy, uno de los principales problemas a los que se enfrentaba la administración del embalse era la imposibilidad de comunicarse con el campamento mediante tecnologías de comunicación telefónica y de transmisión de datos vía internet. Personal de la JVRE debía comunicarse sólo por radiocomunicaciones, que muchas veces por las condiciones climatológicas quedaban inutilizadas, obligando a la asistencia presencial hasta el campamento para requerir información y saber del estado de operación del embalse, y principalmente por las condiciones de salud del personal que trabaja en dicho lugar. Por esas razones, durante años se desarrollaron diversos intentos por lograr comunicar digitalmente al campamento del embalse La Laguna con las oficinas de la JVRE, pero el costo de implementar la tecnología existente lo hacía inviable para la organización.

Luego de varios intentos en la búsqueda de una solución a la falta de conectividad digital con el campamento, al fin ha quedado operativo un enlace satelital de datos y telefonía con la cual la Junta de Vigilancia del Río Elqui podrá estar en permanente conexión con los colaboradores que desarrollan su trabajo en el campamento La Laguna, situación que estaba entre las prioridades del Directorio y de la Administración.

Esta conexión permitirá una mejora en diversos aspectos, entre los cuales se cuenta el beneficio para los trabajadores de esta organización de usuarios que cumplen su trabajo en el embalse La Laguna. La condición de alta montaña y el aislamiento en que desempeñan sus labores será mitigado gracias a que desde el día 18 de octubre del año 2019 disponen de telefonía y acceso a correo electrónico e internet, no solo para realizar las funciones, sino también para tener contacto con sus familias y no depender de las radiocomunicaciones, vulnerables a las condiciones climáticas. En cuanto al desempeño de las funciones, el acceso a internet permite la simplificación en la función de registro y reporte de información estadística y de seguimiento de la obra.

La posibilidad de tener el embalse conectado resuelve de manera inmediata la principal limitante para desarrollar proyectos de automatización y telecontrol, esto es, la insalvable geografía que hace de un altísimo costo llegar con nuestra red de telecomunicaciones para conectar instrumental y equipos tal y como esta organización lo está haciendo en Puclaro y en las entregas automatizadas.

Pelayo Alonso, presidente del directorio de la JVRE, felicitó “tanto al personal de la JVRE como a los directores, que visualizaron y apoyaron con su voto la concreción de esta magnífica hazaña. Gracias a todos y tengan por cierto que es otra realización para sentirnos orgullosos como directores y debiera motivarnos a seguir avanzando sin perder más tiempo”.