Estos proyectos, actualmente en ejecución, son contratos bonificados por la Ley de Riego y beneficiarán a usuarios de 30 canales pertenecientes a esta organización de usuarios del agua.

Un nuevo paso adelante ha dado la Junta de vigilancia del Río Elqui y sus Afluentes por lograr un manejo más eficiente en la entrega de agua a los canales. Se trata de la instalación de nuevas compuertas automatizadas FlumeGate, de la empresa australiana Rubicon.

La compuerta FlumeGate incorpora un sistema de medición de caudal, mediante la medición precisa de los niveles de aguas arriba y abajo y la posición de la compuerta. Así, se puede manejar de forma remota un caudal determinado de entrega, pudiéndose realizar varias programaciones incluso durante el día, según sea la demanda requerida de caudal, sin deteriorar la compuerta.

Toda la información del caudal entregado y los niveles de agua son registrados por los sensores aguas arriba y abajo de la compuerta y enviados a los computadores ubicados en las oficinas de la JVRE, desde los cuales se ejerce el control de las compuertas.

La información recibida es de crucial importancia para cumplir con el compromiso de la Junta de Vigilancia del Río Elqui y sus Afluentes de administrar el recurso hídrico en forma eficaz y eficiente, entregando el caudal exacto a sus canales según sus derechos y contribuir con el ahorro y la distribución eficiente de las aguas.

Gracias a esta iniciativa, la JVRE contará con la precisión e información de 77 compuertas automatizadas a lo largo de la cuenca del río Elqui. Esto significa que aproximadamente el 60% de los canales del río estarán regulados automáticamente, aportando eficiencia, rapidez y efectividad en la entrega del recurso hídrico a las agrupaciones de canalistas.