El otoño de este año será muy lluvioso en la zona central del país, mientras que en el sur la cantidad de precipitaciones será más baja de lo normal.

Se acerca el otoño y junto a éste un invitado de piedra para todos los chilenos, es decir, el Fenómeno del Niño, que se refleja en un aumento en la temperatura en la zona ecuatorial del Océano Pacífico.

Cuando las temperaturas de la zona Niño 3.4 superan los 0.5°C por un tiempo prolongado de tres meses, la calidez en el ambiente también lo hace, creando inviernos más calurosos, pero a la vez más lluviosos, explica en un informe especial la Dirección Meteorológica.

Sus consecuencias negativas se materializan en múltiples pérdidas en el sector agrícola y pesquero, aumentando el precio de los alimentos. También existe la posibilidad de aluviones, debido a las grandes cantidades de agua caída en un corto lapso de tiempo.

El Niño en 2019
Dice el informe de Meteorología, que el otoño de este año será muy lluvioso en la zona central del país, mientras que en el sur la cantidad de precipitaciones será más baja de lo normal.

En ciudades como Copiapó no caerá ni un solo milímetro de lluvia, en Santiago la cantidad precipitada será sobre lo normal, con 30 mm caídos, y en zonas como Puerto Montt lloverá menos del promedio, llegando a 350 milímetros como máximo.

Con respecto a la temperatura, la zona norte experimentará mínimas y máximas por sobre lo normal, la zona central con mínimas más cálidas pero máximas estables y en la zona sur también serán cálidas, tanto en mínimas como en máximas.