El dirigente de la comunidad de aguas del canal  Chañares, Claro Álvarez  evaluó de forma positiva la  labor que está realizado la empresa en el mejoramiento del canal  ubicado en la localidad de Chanchoquí, comuna de Paihuano.

Una visita de supervisión realizaron los ingenieros consultores Cristian Ledezma y Yasmina Gallardo,  a la obra de construcción  del canal Chañares, en la comuna de Paihuano. En la ocasión, recorrieron parte del acueducto, que registra un 60 % de avance, según informaciones entregadas por la empresa contratista Administradora Río Elqui Ltda.

De acuerdo a lo señalado por el  personal técnico, el proyecto está en plena  ejecución y consiste en un  revestimiento con hormigón armado en un tramo de 465 metros, esto último en una sección rectangular, que comprende desde el aforador hasta un sifón existente que cruza un camino público. La estructura comprende, además, una sección de abovedado para evitar el ingreso de material al fondo del canal producto de derrumbes desde las laderas de cerro existentes.

Su financiamiento proviene de la Ley Nº 18.450 más el aporte de los beneficiarios. El monto total de la inversión alcanza las 2.721,32 UF, de las cuáles el Estado aportó con  un subsidio cercano a un 73,8%. La obra beneficia a 15 usuarios propietarios de 68,7 acciones que riegan 82, 7 hectáreas.

El representante de los usuarios de canal Chañares, Claro Álvarez, enfatizó que “con la construcción de este canal, las pérdidas de aguas en el tramo que abarca será  nula…también esperamos se evite el desborde del acueducto por los cuales fluye el liquido”, manifestó el personero, al tiempo que ponderó de manera positiva  los trabajos realizados por la Administradora Río Elqui Ltda.

“La Administradora Río Elqui Ltda. ha realizado un muy buen trabajo en el manejo de la construcción del acueducto Chañares”, al tiempo que señala que  “la construcción de este nuevo canal significa mucho para  la comunidad  ya que entregará de forma continúa el recurso hídrico, no como antes, que en más de una oportunidad no tuvimos agua para nuestros cultivos” añadió el agricultor, quien contó además  que la centenaria estructura que hasta ahora operaba para tal efecto, tenía problemas de desbordes, por lo que en más de una ocasión, él y otros regantes  tuvieron que recubrirla con plásticos para que el agua no escurriera hacia las casas del lugar. Se estima que para la segunda quincena del mes de agosto finalice la primera etapa de las  faenas.